Márketing online, vocabulario imprescindible

1- Buyer Persona

Una ‘persona’ es un sujeto ficticio que sirve para representar a un conjunto de usuarios con atributos comunes.

En otras palabras, un arquetipo que refleja un estilo de vida, hábitos, intereses, necesidades y pautas de conducta, muy representativos de una parte del público objetivo.

Normalmente, para cada proyecto se crean distintas personas que representan a diferentes tipos de usuarios. Para añadir verosimilitud, a cada persona se le asocia una imagen física (preferiblemente una foto, aunque en ocasiones se usa un dibujo) y se le dota de una identidad completa. Esta identidad, obviamente, es ficticia, pero debe ser coherente con el resto de la información.

Simplificando mucho, podemos decir que el objeto de esta técnica es facilitar la creación de productos, servicios, sitios web, interfaces de usuario o campañas de comunicación centrándose en usuarios concretos que son representativos del conjunto, en lugar de basarse en meras abstracciones estadísticas.

+ info:

2- Brand advocate

Literalmente, “defensor de la marca”.

Persona que aporta WOM positivo, en otras palabras, que habla en términos favorables de una marca o la recomienda.

Cuando se analiza la reputación online, se tiene en cuenta no solo la cantidad de brand advocates sino también su influencia.

+ info:

3- Conversión

En marketing online, la conversión se produce en ese momento ‘mágico’ en el que el usuario realiza la acción clave que nos hemos puesto como objetivo.

Esta acción puede ser realizar un pedido, registrarse, suscribirse, consumir un contenido, o lo que decidamos, siempre y cuando sea relevante y tenga una conexión directa con los objetivos de nuestra actividad.

Con frecuencia se suele asociar conversión exclusivamente a “venta” pero esto es un error. De hecho:

Cada empresa o profesional del marketing online define “conversión” de acuerdo con la naturaleza de su actividad y las metas que se haya fijado.

Se utiliza el término “conversión” simplemente porque hace referencia al instante en el que un usuario se “convierte” en otra cosa: en un cliente, un suscriptor, un lead, etc…

Ver también: Embudo de conversión y Tasa de Conversión.

+ info:

4- CPA

Se emplea para dos significados con matices diferentes, lo que crea cierta confusión:

  • Cost Per Action: coste por acción, es un modelo de tarificación en el que el anunciante paga cuando un usuario completa una acción determinada, como por ejemplo rellenar un formulario o realizar una compra.
  • Cost Per Adquisition: coste por adquisición, es una métrica que sirve para saber cuánto dinero le cuesta al anunciante la consecución (en terminología de marketing, adquisición) de un cliente en una campaña. Por ejemplo:Si se gastan 10.000 Euros y se consiguen 1.000 clientes, el coste por adquisición será de 10 Euros.

Ver también: Lead.

5- CPC

Cost per Click, coste por clic.

  • Métrica que pone en relación la inversión realizada con la cantidad de clics conseguidos, generalmente en un enlace publicitario o banner.
  • También se usa como sinónimo de PPC, Pay Per Click, un modelo de pago de la publicidad online que consiste en abonar una cantidad por cada clic realizado en un anuncio.

Ver también: PPC

+ info:

6- CPI

Cost per Impression, coste por impresión.

Modelo de tarificación de la publicidad online en el que se paga por la impresión del anuncio, por oposición al modelo en el que se paga por cada clic.

Ver también: CPM

7- CPL

Cost per Lead, coste por lead.

Métrica y sistema de tarificación de la publicidad online, que se refiere bien al coste medio que representa la obtención de un lead, o al precio que paga el anunciante por cada Lead conseguido.

8- CPM

Cost per Mille, coste por mil (millar).

Modelo de pago de la publicidad online que ya era empleado en la publicidad tradicional. Consiste en cobrar un precio determinado por cada 1000 impresiones.

Ver también: CPI

+ info:

9- CTA

Call to Action, -llamada a la acción-.

Mensaje destinado a provocar que el usuario haga clic para avanzar en el “embudo de conversión” (conversion funnel).

Normalmente, este clic conduce a una “landing page” o inicia un proceso de compra, registro o similar, en función de la naturaleza de la acción que se intenta provocar.

Un ejemplo típico de CTA sería un botón “compra ahora”. La llamada a la acción puede ser un simple botón, o también una pieza gráfica mayor y con un mensaje más elaborado.

Junto al CTA suelen aparecer otros elementos tales como la imagen del producto o servicio, la descripción de los beneficios que aporta, testimonios y recomendaciones de expertos o usuarios satisfechos, e información que aporta garantía y confianza.

Decidir dónde debe colocarse el CTA entre estos elementos, así como su proporción, color y texto, es todo un arte. Existen muchas “técnicas” y “buenas prácticas”, reglas escritas y no escritas, pero los expertos saben bien que solo mediante un testado sistemático de diferentes opciones, específicas de cada caso, se puede llegar a obtener los mejores resultados.

El éxito o fracaso de un CTA se mide en función de su CTR.

+ info:

10- CTR

Click-through rate, o proporción de clics en relación al número de impresiones.

Es una de las métricas más utilizadas en analítica web y publicidad online. Se calcula dividiendo el número de veces que se ha hecho clic en un enlace (botón, banner, enlace de texto, etc.) entre el número de veces que dicho enlace ha sido mostrado, y se expresa en forma de porcentaje. Por ejemplo:

Un anuncio que se ha mostrado 10.000 veces y en el que se ha hecho clic 100 veces, tendría un CTR de 100 / 10.000 = 1%.

En el caso de la publicidad online, un CTR óptimo depende de muchos factores; entre los principales podríamos enumerar: un buen CTA, un contexto adecuado (contenidos relacionados con el anuncio y dirigidos al mismo público), una buena ubicación dentro de la página, un formato que llame la atención, y un mensaje que despierte el interés y el deseo.

Embudo de conversión

En comercio electrónico y marketing online, este término representa el camino que recorre el usuario hasta que genera una conversión.

La palabra “embudo” es una metáfora muy visual que refleja un aspecto clave de este proceso: a medida que se avanza, la mayoría de los usuarios se van perdiendo en el camino, y solo una parte, generalmente muy pequeña, alcanza la meta.

Solo mediante un análisis muy detallado de lo que sucede en cada fase se conseguirá hacer las correcciones necesarias para que la “boca” del embudo se “ensanche” hasta un tener un tamaño óptimo.

+ info:

Información extraida del blog de Ernesto del Valle

http://www.socialmediaycontenidos.com/50-terminos-imprescindibles-marketing-online-bien-explicados-1

Social tagging: >

Jordi Font de Mora Carreras (113 Posts)

Más de 30 años trabajando en el sector de la publiciad y el marketing, diplomado en emarketing, ecommerce y community management. Desde 2013, realicé un proceso de adaptación de mis conocimientos para poder atender a todas las nuevas necesidades que cualquier oficina de farmacia va a precisar en Marketing Digital, Redes Sociales y Transformación Digital del sector farmacéutico.


Jordi Font de Mora Carreras

Más de 30 años trabajando en el sector de la publiciad y el marketing, diplomado en emarketing, ecommerce y community management. Desde 2013, realicé un proceso de adaptación de mis conocimientos para poder atender a todas las nuevas necesidades que cualquier oficina de farmacia va a precisar en Marketing Digital, Redes Sociales y Transformación Digital del sector farmacéutico.

Leave a Reply